Mastear, Dirigir, Narrar, tal vez Soñar.

¿Qué es más noble para el alma?

Volviendo al tema de ayudar al Master me he encontrado con los diferentes nombres (y ocupaciones) de un Master, y quiero parar un momento a reflexionar sobre ellos.

Master, primer nombre, proviene de Dungeon Master, el Amo del Calabozo, el origen de todo, ser Master significa controlar la Mazmorra, sus habitantes, trampas y el entorno. Ser el Amo y Señor de todo lo que rodea y amenaza a los aventureros. Como primer juego y primera acepción merece todo el respeto, pero no es lo que busco.

Master también nos habla de maestría, de conocimiento y control sobre el asunto que nos ocupa, tranquilo, que soy Master. Se supone que un Master conoce y domina tanto el sistema de juego, como la ambientación y el entorno de campaña, el tiempo y el espacio.

Director de Juego, puede provenir del cine, el director controla los aspectos de la película desde el acción al corten, del rodaje, y el clásico ¡a positivar! Que nadie sabe lo que significa, parece una palabra mágica.

Ser director del juego está bien en el aspecto de que todo pasa por tus manos, pero también te ocupas de otros asuntos de la película o partida (salvo el tema del casting que no suele ser cosa tuya) la creación de escenarios, la interpretación de secundarios y enemigos, la iluminación, el atrezzo y a veces, incluso el catering son asunto tuyo como Director de juego. Y a cambio, recibes las críticas no solo del público sino también de los actores.

Director también parece algo más formal aparte del rollo cinematográfico, todos hemos odio alguna vez “Al despacho del Director” que era una persona que dominaba el colegio, o lo que tuviera a su cargo. Alguien serio, de traje, que anota las quejas, maneja presupuestos y toma decisiones importantes. No tampoco me siento cómodo de director de juego.

Narrador, con la llegada de los juegos “narrativos” si, lo pongo entre comillas ya que no creo en este término, se puso de moda la figura del narrador, parece lógico. Un narrador es alguien que nos cuenta una historia, hasta ahí correcto, ¿Y la participación de los jugadores? ¿Qué son? ¿Oyentes con derecho a interrumpir?, jugar a rol no es juntarse para oír historias, para eso pilla un audiolibro, jugar es participar, vivir una historia, sentirla, crearla y transformarla entre todos. No, no quiero ser un narrador ante un público.

Arbitro, aunque a veces me gustaría tener un silbato para pitar falta y sacar tarjeta a alguno de mis jugadores, este término no me dice nada. El arbitro conoce las reglas y las aplica, punto. No me dice nada sobre las historias, ni interpretar ni nada sobre lo que creo que es el rol.

Guardián. ¿Qué pasa? ¿Qué obligas a tus jugadores a ir a la partida , los encierras y guardas la llave? No creo que sea guardián de nadie, ni que los jugadores necesiten uno. A lo mejor un Guardián de los Arcanos ( o de lo que sea), me suena como “Soy el guardián de la puerta, ¿eres el amo de las llaves?”, suena a “se cosas que tú no conoces ni conocerás nunca, piltrafa de jugador, niño, deja esos dados y sigue con tu guerrero de nivel 5”

Anfitrión. Esta ya empieza a captar el espíritu de lo que busco, me empieza a gustar, suena a recibir gente en tu casa, invitarlos a tu mejor sillón orejero, traerles brandi y unas galletitas y disfrutar de una velada encantadora. Al fin y al cabo, estas invitando a los jugadores, unos extraños, a un rincón de tu mundo interior, a parte de tus ideas, a un lugar donde tú estas cómodo y esperas que ellos también lo estén. En ocasiones, sobretodo si no perteneces a un club, la palabra anfitrión se aplica al pie de la letra, porque son tus patatas fritas las que comen tus jugadores y es tu alfombra la que manchan, aparte del viaje por tu subconsciente, también utilizan tu baño…

Creo que me siento más anfitrión que ninguna otra cosa, pero tranquilos no cambio esto a “Al Anfitrión Desconocido”, al menos de momento.  Otro día seguiré con este análisis personal, queridos.

Etiquetas: , ,

4 comentarios to “Mastear, Dirigir, Narrar, tal vez Soñar.”

  1. Bru Says:

    Te has dejado una acepción importante en la palabra “Master” y que creo que le da el cariz definitivo como para considerarla como la que mejor define su función.

    Master proviene del latín “Magister” y no indica tanto el que tiene una maestría especial sino el que el que la enseña a otros. Es decir el que realiza un “Magisterio”, por tanto el que es Maestro. Es curioso que antiguamente hasta a los entrenadores de fútbol se les llamaba maestros en vez de “Misters”.

    Creo que el Master veterano tiene que tener como una de sus misiones la evangelización, o promoción de los juegos de rol para que sean conocidos y disfrutados y por tanto es la acepción que más me gusta para definirlo.

  2. Bru Says:

    Por completar un poco el rollo etimológico este, la palabra “Master” o sea Maestro tiene una enfatización positiva y aunque parezca mentira tiene la misma raíz que “más”.

    En contra está el “Minister” o el Ministro que es el que “administra”, es decir el que raciona y limita. En su raíz se encuentra también el origen de la palabra “menos”.

    Por tanto un buen Master tiene que sumar para el bien de la partida y alejarse de los Ministers, que son los que limitan muchas veces la misma.

  3. treverence Says:

    Hoy se estilan los juegos sin Director de Juego, ¿ese estilo que nombre llevaria? Difuso, global, fantasma…

  4. Bru Says:

    Anatema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: