Las Novicias de Sainte Marguerite

amhstAl convento de Sainte Marguerite de Salle llegó el rumor de que un pueblo cercano había sido visitado por el mismo diablo. Ante la amenaza, las hermanas encerraron en un sótano sus bienes más preciados, las reliquias y a sus novicias. Guardaron comida y agua, y las emparedaron para que no sufrieran daño ni los efectos del maligno.

monasterioPero el diablo encuentra el camino, y visitó a las novicias a través de unas cuevas cercanas. Disfrazado como hombre santo, enseñó a las novicias Hechicería y Artes Oscuras. Las niñas convencieron a las hermanas de que abrieran un boquete y así poder respirar mejor. A través de ese boquete, las novicias hechizaron a las hermanas, y las obligaron a llevar a cabo asesinatos y otras atrocidades. La Hermana superior ordenó tirar el muro abajo para sacrificar a las pequeñas hechiceras. Pero las estaban esperando…

Ahora las novicias vagan por los campos, aprovechando su apariencia frágil y angelical para envenenar las vidas de los pueblos, acusando de abusos a las autoridades, o prometiendo ciertos favores a cambio de pequeños crímenes. Estas dulces niñas siembran la discordia y la desconfianza en tierras ya castigadas por maldiciones. Si no funcionan su sonrisa y su mirada angelical, lo hará su camisón ensangrentado y sus falsas lágrimas.

En la partida, los jugadores pueden encontrar una de estas novicias vagando sola llorando en un bosque. Asustada de los monstruos, temerosa de los hombres, aprovechará cualquier ocasión para acusar a algún varón del grupo de tratar de sobrepasarse, las noches de guardia puede provocar a cualquier personaje incauto. Si van a alguna población, tratará de poner en contra del grupo a la gente, acusándolos de secuestro o de cosas peores. Si se ve atacada puede echar mano de sus conjuros más destructivos cuando no tenga otra salida, pero siempre intentará evitar el enfrentamiento, y envenenar el ambiente.

phallus1550O como encuentro alternativo, los jugadores evitarán un linchamiento de un grupo de pueblerinos, acusando a la niña de bruja, de traer la desgracia, incluso de provocar su lujuria como si fuera el mismo diablo. Lo normal es que el grupo se enfrente y haga huir a los lugareños, en cuyo caso se harán cargo de la “angelical” carga.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: