Harry 20 en la Roca Alta

Comic de ciencia ficción, idea para ambientación cyberpunk o espacial.

Se trata de un comic de 2000AD, de los ochenta, igual el retorno de Dredd lo trae de vuelta y nos llevamos una grata sorpresa. Uno de los trabajos de un joven Alan Davis, un comic recomendado.

Harry es condenado a 20 años de prisión en High Rock, la prisión más dura que alguien ha imaginado, localizada en un satélite, un alcatraz futurista, merecedora de una ambientación en un planeta prisión, más adelante revisitada varias veces.

Lo que me interesa ahora es parte del trasfondo, los presos son llamados por su condena, o lo que les queda por cumplir. Un efecto deshumanizador importante y un abuso de control que a cualquier Master inquieto le proporcionará un montón de ideas.

Los números altos, 90, 100, 110, y gente así serán carne de presidio para los restos, sabe que no saldrá nunca, que no tiene nada que perder, y que ha hecho algo realmente atroz, lo peorcito de cada casa.

Me imagino el club de los 300, un grupo de sicópatas de apariencia normal, amables, educados en sus celdas cuidadas, incluso con un jardín o pintando cuadros, aficionados al origami y siempre sonrientes, casi empalagosos,  pero capaces de arrancarte la piel y vestirse con ella, o algo peor.

En el otro extremo estarán los Unos, que viven con todo el miedo del mundo, un paso en falso y su prometida libertad se esfumará. En un alarde de crueldad, los guardias vigilan especialmente a estos sujetos, castigando cualquier falta, cualquier error es una excusa para aumentarles la condena…

Entre medias, una galería de los peores indeseables de la galaxia, en un lugar maldito donde un número marca tu vida y tu futuro.

Una vuelta de tuerca sería que los guardias tuvieran el número inverso, es decir, con los años de servicio, su número aumentara. Así, los novatos cuidan todos los detalles, las normativas pulcramente, mientras los números altos, los veteranos, se saben todos los trucos de los presos, y forman parte del sistema interno corrupto de la prisión, manejándola a su antojo. Quizás el Alcaide 100 fuera una figura de poder en su juventud, pero ahora es poco más que un fantasma cruel, que se comunica con la voz mecánica de su garganta ciber-operada  tanto a guardias como a presos.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: