Tú que no puedes.

Llevame, los disparates II

Los personajes no están equilibrados, si no lo están los jugadores, ¿cómo lo van a estar sus alter egos? En serio, al crear personajes, éstos no suelen estar compensados ni en sistemas de creación por puntos ni de elección o con dados. Siempre hay habilidades, poderes, o lo que sea mejores que otros o algunos aparentemente inútiles, pero para eso eres Master, para cambiar las cosas.

Hoy vamos  a hablar de ese personaje que tiene “movimiento libre bajo el agua”, ese personaje “inmune al frío”, o ese que puede “correr por las ramas”, hoy les vamos a dar la oportunidad de su vida.

Estudia bien los personajes de tus jugadores, busca el que casi siempre se queda en segundo plano, el que rehuye el protagonismo, el que no destaca en nada, por elección o por azar. Búscale su mayor baza, el entorno en el que sea bueno, incluso imprescindible, ya sea conduciendo un carro, pintándolo o  leyendo libros del revés, porque gana bonos en baja gravedad, o porque puede correr sobre el hielo. Busca esa ventaja, y en tu próxima aventura haz que todo se base en ello, que el musculitos del hacha tenga que bajar del árbol y echar cuentas, que el gigantón de la armadura se hiele y patine mientras el fabuloso mago del frío le puede ayudar y salva el día.

Utiliza este recurso con sabiduría, haz que todo pueda tener su utilidad durante el juego, no centres tus aventuras en la resolución por la fuerza, o solo con inteligencia, lo ideal es que un jugador pueda usar todo el potencial de su personaje, tendrá que currárselo, pero gran parte es tu responsabilidad, en términos de Runequest, debería tener cruces en todas sus habilidades, y no en las de siempre.

Sobretodo que no se te note, que no puedan predecir ese momento en el que todo el mundo dependerá del blando del grupo, el punto en el que el destino del mundo depende de que alguien sepa submarinismo, y habrá un mañana para todas las razas gracias a que el psiónico de turno puede oler los colores.

 

Disfruta de ese momento, ser Master es eso, es darles un poco de luz a sus oscuras vidas, jugar un poco con ellos, dejarles un hilo para que estiren y jueguen para dar un tirón fuerte y vuelven a perseguir el ovillo, impacientes porque en la próxima sesión de juego los sorprendas con algo, querido y disparatado desconocido.

 

Anuncios

Etiquetas: ,

Una respuesta to “Tú que no puedes.”

  1. f3r0z Says:

    Buen articulo, me ha gustado mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: