Promesas

Taumaturgia Urbana VII

Hoy os revelo un secreto, un ritual conocido por unos pocos, el ritual de la Promesa. Aparentemente sencillo y con grandes propiedades, pero después de un tiempo, un peso y un lastre tremendo, como todo en la magia, nada es gratis.

Primero de todo, debéis prometer hacer algo una vez al año, siempre en la misma fecha, en un lugar público y sin que coincida con ninguna festividad que lo explique.

Algo que puede ser considerado ridículo, como bailar en la calle,  recitar las coplas de Jorge Manrique en un bar, saltar dos buzones seguidos, correr una manzana quince veces, algo así.

Sobretodo debe ser algo no justificable, en público, no vale hacerlo a las tres de la mañana de un lunes, ni leer en un acto público o correr en una carrera popular, tiene que ser algo que llame la atención.

No puedes hacerlo bajo los influjos de ninguna turbación, alcohol, drogas, o falta de sueño o fatiga. Debes ser totalmente consciente de cumplir con tu promesa.

El tiempo mínimo es una hora, pero lo ideal es prolongarlo desde el alba al ocaso, así que en invierno suele verse algún practicante de este ritual más. De ti depende el tiempo que dedicas, decídelo antes de empezar con este ritual e introducirte en esta espiral de promesas.

El atuendo también ayuda.

Debes repetir ese acto en ese mismo lugar todos los años, sin importar las condiciones, no puedes romper la promesa, a no ser que adquieras otra mayor, más larga, más dura ,cansada y ridícula.

¿Qué beneficios obtienes de este acto? Tu salud mental, al enfocar tu mente en un punto claro, una fecha, un gesto y algo que no debes olvidar, tu mente canaliza su control y consigues evitar durante el año el caer en la locura.

Además consigues una gran resistencia a la hipnosis, al control y condicionamiento mental, así como a la turbación.

Resistencia al stress y a la depresión durante todo un año, y solo por unas horas de ridículo urbano, es un chollo.

¿Qué ocurre si alguna vez no cumplo la promesa? Yo de ti no lo haría, una vez que aceptas un compromiso, tu mente y el universo se alinean, no deberías jugar con esto, no si alguna vez esperas practicar la magia urbana.

Así que la próxima vez que veas alguien bailando por la calle sin música, recitando poesía, dibujando en el aire, o empujando un armario imaginario, planteate lo siguiente, ellos ya están haciendo algo por su salud mental, ¿qué estas dispuesto a hacer tú?.

Etiquetas: , ,

3 comentarios to “Promesas”

  1. J.B. Says:

    Buenísimo!!!

    Yo sé de uno que recita de vez en cuando a Jorge Manrique (y además no las coplas de pie quebrado que me sé yo), pero no vale, porque suele hacerlo borracho…

  2. Salteador Memo Says:

    Yo conozco uno!!! Va por la calle hablando a voz en grito por un teléfono móvil de los que tienen tapa estando cerrado y el resto del día va rumiando música a todas horas con auriculares (aunque dudo que esté reproduciendo algo). Y lo jodido es que lo hace todos los días…

  3. Unseelie Says:

    Hum…curioso, jamás me había planteado que la gente hiciera tales cosas asi sin más, rituales que para nosotros no significan más que estupideces para los que lo hacen es algo más.

    Lo dicho, bastante curioso xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: