El Gancho

Técnica Maestra II. El Gancho.

 gancho

Los Masters como todos los dioses que existen somos un poco tramposos y trileros, tenemos que aprovecharnos de nuestra posición privilegiada en la mesa, y una de las mejores maneras es utilizar un gancho, un jugador compinchado.

 

trileros-300x161Un gancho debería ser un jugador infiltrado con instrucciones precisas para actuar en determinado momento y de determinada forma, es decir para encaminar los pasos del resto de los jugadores en la dirección que queremos. Para ello debe aprovechar una máxima que se da en casi todos los grupos de rol, si es pj es del grupo, así de ingenuos suelen ser los jugadores. Las posibilidades que da un jugador infiltrado son casi infinitas, voy a daros unas cuantas, pero seguro que, como Masters, ya estáis pensando otras mil…

 

–         Infiltrado malvado. El personaje es en realidad de una organización rival, los malos de turno, que aprovechando la ingenuidad del grupo los ira llevando a su perdición. Dependiendo del tipo de partida, ese camino puede ser largo y tortuoso, o rápido y doloroso. Este tipo de infiltrado suele venir bien en mitad de una campaña, donde los jugadores tengan ya un enemigo fijado, y sus pasos encaminados contra dicho enemigo. Un personaje nuevo llegará al grupo salvándolos en un momento delicado, recibiendo la gratitud inmediata, el ingreso en el grupo y posiblemente su admiración. Cuando te interese, puedes dar el golpe de efecto, o mantener al infiltrado como espía hasta el último momento.

–         Infiltrado acelerante. El personaje es introducido en la historia para acelerar el paso del resto del grupo, por su manera de actuar, precipitada y decidida, o por su motivación, busca venganza y sangre. Este personaje puede entrar en un grupo que tenga problemas para actuar, que analice en exceso las cosas, la velocidad las puede aportar el personaje o el mismo jugador a las ordenes del Master.

elminster–         Infiltrado informado. El personaje sabe mucho más de la partida y del entorno que el resto, así que puede servir como ayuda al grupo. Este caso puede darse sin querer cuando llega un jugador al grupo que ha participado en la ambientación con anterioridad, ha jugado ya el modulo, o simplemente le gusta mucho el entorno de juego, aprovechalo. Otra manera de darse, es aleccionar un jugador en privado y darle información sobre la campaña, la ambientación y todo el entorno, para después soltarlo en la partida con un personaje establecido en la campaña y con amplios conocimientos, Marco Volo en los Forgotten por ejemplo. Siempre puedes usarlo al principio de una partida larga para servir de guía inicial al resto de jugadores.

–         Infiltrado muerto.  El personaje del jugador infiltrado muere en un momento preestablecido durante la partida, esto dará veracidad a tu partida, sin acabar con un personaje importante, o con las expectativas de un jugador tuyo de llegar a nivel 20.  En una instantánea puedes fichar a alguien para que muera en los cinco primeros minutos, se cabree y se largue y tienes al resto en tensión cada vez que sale una pistola o alguien recita un conjuro, demuestra que no tienes piedad. En una partida más larga podrías acordar con un jugador la muerte de su personaje si va a dejar de jugar o algo, para dar un vuelco de trama o una motivación extra al resto de jugadores.

 

Utiliza sabiamente los infiltrados, si lo coges de costumbre tendrás unos jugadores paranoicos con razón, que no confiarán unos en otros, y la partida se resentirá, si no va en esa dirección.

gruesome_reservoir_dogs_431x300Hay que encontrar un equilibrio entre las Happy Party, donde los jugadores aceptan a todo el mundo que tiene hoja de personaje y se presenta al grupo en una taberna y los paranoicos que apuntan con un arma a todos los recién llegados, desconfiando por definición de todo el mundo, sospechando que todos los personajes tienen motivaciones oscuras. Depende de tu estilo de juego, ambas cosas pueden ser divertidas, pero a largo plazo las reacciones normales, los recelos iniciales, y la aceptación posterior son mas realistas.

 Espero que aproveches esto, desconocido Master.

Etiquetas: , ,

6 comentarios to “El Gancho”

  1. Magustao Says:

    Al fin un artículo que me gusta. Aún harás un blog decente!!

    Planteas un tema muy interesante y subyacente, que se podría resumir en la frase…. “El master es un cabrón que viene a las partidas a jodernos y todos los taberneros son unos gurreros de nivel chorrocientos que guardan una vorpal-holy avenger-m60-sable luz bajo la barra y por supuesto detras de cada puerta hay siempre un monstruo”.

    Es lo que un jugador mio bautizó atinadamente un día como LA HIPOCONDRIA DEL JUGADOR DE ROL.

    Hay que tener mucho cuidado al usar ganchos y trampas con los jugadores no vaya a ser que los conviertas en unos hipocondriacos (peligrosísimo en partidas de Chulú y cosas asi.

    Te animo a hacer un artículo para buscar el sentido opuesto de las trampas del master tipo gancho. Cómo desenganchar a unos jugadores de una hipocondría. Cómo conseguir que se relajen en una partida y que se dejen llevar un poco.

    Bailalo.

  2. francesc Says:

    En una partida de Akelarre se murió un pj por culpa de un oso (capullamente, todo hay que decirlo) y en la siguiente sesion le ofreci ser el pnj que los habia contratado para ayudarle, que si salia la busqueda tenia que traicionarlos.

    Le explique los ques y le gusto. Evidentemente hacia el final, cuando fue el momento y les pateo el culo (creo que se cargo a alguien) los otros se quedaron con la cara gilipollas. Si en el fondo seguian viendo a su lado al jugador y no ni al pj o al pnj.

  3. WKR Says:

    Otro día tienes que hablar del master infiltrado (esa partida de “Feria de Monstruos”).😀

  4. dacostilla Says:

    Esa fue la técnica maestra, la infiltración definitiva…

  5. Magustao Says:

    Una trampa gancho que hizo un master con en una partida. Los aventureros llegamos a un pueblo a buscar información. Nos separamos y dos de nosotros vamos al puerto. El master nos lleva a una habitación aparte. En una taberna nos drogaraon y aparecimos varios días después en una galera remando. El master nos propone intentar rolear la situación y que nos estemos callados. Nuestros compañeros nos buscan, pero les engañan diciendo que nos han matado y nos han tirado al mar. Para lograr que se lo crea el master les dice que hemos abandonado la partida y que no vamos a venir más. Que va a buscar nuevos jugadores.

    Durante 2 sesiones más… nosotros dos jugamos una aventura en la galera y los otros dos seguían la aventura normal creyendo que estabamos muertos. De vernos ahi delante no se lo hubieran creido!! ¿Por que no os haceis otras fichas? Finalmente tras un intento de fuga fuimos devorados por animales de una isla donde naufragamos. Entonces pudimos volver a la partida con nuevos personajes.

    Me gustó el interpretar esa situación así, poruqe de no haberlo hecho de ese modo no hubieramos tenido la sensación de….”como no salgamos de aqui como sea no nos van a venir a buscar”.

    Moraleja. El master no es malo, pero no te agaches a por una pastilla de jabón.

  6. Magustao Says:

    Conste que aun asi pienso que estas cosas deben ser excepciones y nunca ser usadas de forma habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: