Hellion II

Sigo con diferentes ideas con el mismo tema, Hellion, el niño diabólico.

Partida de Caza, para Akelarre, u otro juego medieval fantástico.

lobonegroUn señor local encarga a los jugadores, sus siervos o mercenarios, pero preferiblemente siervos, acompañar a su ahijado o sobrino en un viaje corto a un refugio de invierno para participar en su primera partida de caza. El chaval parece el típico niño fuera de sitio, mimado y poco acostumbrado a la vida en el campo. El camino esta infestado de bandidos, pero la buena noticia es que los bandidos encuentran muertes horribles antes de atacar al grupo. Accidentes, heladas o ataques de una “bestia”, y aquí es donde empieza lo bueno.  Hay que descubrir si el niño es la Bestia, o esta siendo perseguido por ella. Hay que jugar con el entorno nevado, el frio, las tormentas para desorientar y dispersar a los jugadores.  En cualquiera de los casos, ¿sabe el señor que su ahijado es una bestia o es perseguido por una? Esta en el ajo o es otra victima.

La procesión , para Warhammer o cualquier otro juego medieval fantástico.

Los personajes, ávidos de ganarse un favor de las autoridades, reciben un soplo sobre una procesión que merodea los bosques locales. Parecen tratarse de sectarios, espíritus o criaturas del caos, depende a quien hagas caso. Después de seguir algún rastro, los jugadores encuentran la procesión, ante la sospecha de criaturas del caos, atacan. La procesión esta formada por algunos hombres bestia y un ogro con mutaciones, o un minotauro, algo que de problemas serios en combate.  La peana que porta la procesión lleva un niño cubierto, sobre un escudo tan pulido que parece un espejo, rodeado de botes de barro, con una sustancia apestosa, ( Kruzzar, leche de minotauro y sangre de hombre bestia).

tzeench El niño despierta de un trance cuando es descubierto por el grupo. Habla poco, pero les cuenta que ha sido secuestrado hace meses, y que han estado tratando de que beba aquel mejunje apestoso. Sabe bastantes cosas de Sigmar y de la religión del imperio, pero no recuerda gran cosa de su vida. Un sacerdote local, reconoce en el un gran potencial, podría ser un elegido de Sigmar, debería verlo el patriarca. El viaje promete ser movidito, con el niño elegido dudando de los personajes, tratando de enfrentarlos poniendo en duda su pureza y su fe en Sigmar.

El niño podría ser el nuevo Sigmar, o un cebo de Tzeench para acabar con el patriarca  o con la brillante carrera de un prometedor personaje. Esa es tu decisión.

¿No es mono?

¿No es mono?

Recuerda que no importa a que juegues, todo es adaptable  a otro universo, querido desconocido.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: